Recomendaciones básicas de buenas prácticas

La gestión de incidencias se está extendiendo rápidamente, ya que han aparecido nuevas metodologías y manuales de buenas prácticas que han conseguido que este tipo de gestión sea bastante efectiva, ahorrando a las empresas tiempo y coste. Por ese motivo, este tipo de gestión se ha extendido a otros campos, como la gestión de problemas y la de peticiones de usuario.

Etiquetado con: